“……….Esta hermosa idea latente desde hace tiempo en la mente y en el corazón de todos, fue llevada a la práctica por la energía y el entusiasmo desplegado, y será un timbre de honor para los mismos y una obra de adelanto y progreso para este pueblo que aún dormita en la apatía y la inercia, refractario a toda idea de adelanto y en pugna con las ideas civilizadoras de los tiempos……….”


Este pequeño párrafo transcripto del Acta Fundacional, redactado el 01 de Mayo de 1920, refleja el sentimiento y el espíritu del grupo de jóvenes que se dispuso a luchar contra el conservadurismo de la sociedad y se lanzó a la aventura de fundar un Club, al que llamarían Club Atlético Matienzo, en honor al Teniente Benjamín Matienzo, aviador tucumano, que muriere trágicamente en 1919 al intentar cruzar la cordillera.

A partir de allí la naciente sociedad comenzó arraigarse en el corazón de los romaneases, fundamentalmente por los excelentes equipos de fútbol que supo conformar, logrando un merecido reconocimiento en toda la región. No obstante, fue el fútbol el que trajo los primeros roces, las primeras desavenencias. Así es que en 1927, un grupo de aquellos fundadores resuelve separarse del club y fundar una nueva sociedad; nace entonces, Romang Foot Ball Club, y también nace allí, la eterna rivalidad. El Clásico.

En aquellos duros primeros años de existencia, el Club tuvo su primer asentamiento en lo que es hoy la manzana formada por las calles Urquiza, C. Ramseyer, 9 de Julio y Mariano Moreno. 

A principios de la década del 40, Matienzo obtiene la Personería Jurídica y adquiere el terreno donde se encuentra actualmente, con el propósito de comenzar a edificar su sede social y contar con cancha propia. En esta nueva ubicación los albiazules comienzan a tener una vida social mucho más importante, realizando distintos tipos de fiestas y actividades culturales.

En la parte deportiva se anexa, a principio de los 50, el Básquetbol en ambas ramas, con las que se participa en encuentros regionales y locales. Sin embargo, es el fútbol el que se destaca en forma notoria ganando los campeonatos 1951-1953 de la Liga Verense, y un sin número de torneos a nivel regional que llenaron las vitrinas de trofeos en pocos años.

En los primeros años de la década del 60 inicia su participación en Liga Reconquistense de Fútbol en donde milita en primera división hasta 1969. Allí comienza una serie de ascensos y descensos, ganando los campeonatos de primera “B” en los años 1971-1976-1981-1986 para mantenerse desde entonces en la máxima división obteniendo los campeonatos 1997-1999. Este último logro le permitió acceder a la disputa de la copa de campeones de la provincia logrando el Sub-Campeonato, cayendo en las finales frente Argentinos de San Carlos. Esta fue la segunda oportunidad en que Matienzo llegó a esta instancia ya que la primera fue en 1996, cuando disputó Copa de Campeones por haber sido Sub Campeón de Liga Reconquistense y cayó en la final con Ben Hur de Rafaela (Hoy en el Nacional B) por definición de penales.A fines de los 60 se incorporan las bochas, actividad que participa del campeonato de la Asociación Romanense de este deporte. Con el correr de los años se convirtió en uno de los deportes principales de la Institución a punto tal de ser Sede de 3 (tres) Campeonatos Argentinos realizados en los años 1981, 2000 y 2002 y fiscalizados por la Confederación Argentina de Bochas. 

En la faz social, se realizan festivales folclóricos, obras de teatro, jineteadas y es en aquellos años que cobran importancia los bailes de carnaval llegando a ser una de las fiestas más populares de la localidad.
En los años 70, en el ovalo que circunda la cancha de fútbol, el ciclismo tuvo una intensa actividad incluyendo competencias por el campeonato provincial.

Asimismo, el óvalo matiencista fue escenario de memorables carreras de karting durante varios años en los que el deporte motor encontró en el escenario de Matienzo un “mini Rafaela” plagado de emociones.

Entre 1971 y 1973 el club contó con un Plantel de boxeadores que protagonizaron notables veladas pugilísticas contra deportistas de toda la región.

Al término de esta década se consigue un subsidio con el que se levanta un tinglado sobre la cancha de básquetbol con el objeto de concretar con el tiempo el sueño del gimnasio cerrado. Sin embargo, el 06-02-86 un violento tornado echó por tierra la estructura metálica, conviertiendo a ese , el dia mas triste de la historia del club, sepultando aquellos sueños y retrasando el crecimiento institucional y deportivo. En la actualidad, el Club Atlético Matienzo continúa siendo uno de los centros deportivos mas importantes de Romang, ya que a todas sus actividades propias –Fútbol, Natación, Bochas, Tenis, Voleibol – se le suman los alumnos de todos los institutos educativos que utilizan sus instalaciones para Educación Física, actividades recreativas y culturales.